Saltar al contenido

Áreas terapéuticas clave.

Creamos valor al descubrir, producir y ofrecer medicamentos innovadores capaces de satisfacer necesidades médicas no cubiertas en nuestras áreas terapéuticas de interés.

Enfermedades dermatológicas.

La piel, con sus 2 m2 de superficie, es el órgano más grande del cuerpo. Las enfermedades de la piel presentan una gran variedad de síntomas que necesitan tratamientos tópicos y sistémicos. Existen varias dermatosis que, a pesar de no constituir una amenaza para la vida, tienen un impacto significativo en la vida social y en la calidad de vida de los pacientes. Algunas de las enfermedades cutáneas más extendidas son la psoriasis, el eccema, el acné y las infecciones de la piel.

Queratosis actínica.

La queratosis actínica se desarrolla a consecuencia de lesiones crónicas por rayos UV en zonas de la piel expuestas continuamente a la luz solar. Con frecuencia, se usan descripciones como queratosis solar, queratosis senil y queratosis por edad como sinónimos. Debido a los numerosos años de exposición al sol, la información genética de las células de la capa más superficial de la piel (queratinocitos) acelera su cambio, lo que puede provocar una transformación de las mismas.

La probabilidad de desarrollar queratosis actínica es mayor entre personas de edad avanzada y piel clara. Se calcula que afecta aproximadamente a la mitad de los europeos de más de 60 años.

Si no se tratan, más del 10 por ciento de las Queratosis Actínicas se convierten en carcinoma de célula escamosa, la segunda forma más común de cáncer de piel. En casos más raros, la Queratosis Actínica también puede convertirse en carcinomas basocelulares, la forma más común de cáncer de piel.

Psoriasis.

La psoriasis es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel que afecta a entre el 1,5 y el 3% de la población. Se manifiesta por la presencia de placas eritematosas gruesas y escamosas, que suelen aparecer en los codos, las rodillas y el cuero cabelludo.

Eccema.

El eccema es una forma de inflamación de la piel con diferentes orígenes patogenéticos. Los subtipos se diferencian por la causa subyacente de la inflamación de la piel, como el eccema atópico dermatitis de contacto y eczema numular.