Saltar al contenido

Enfermedades respiratorias rinitis alérgica.

Hay millones de personas en el mundo que sufren de asma y de alergias. Los trastornos alérgicos son una condición crónica y de alta prevalencia en la población en general. Las personas que viven con alergias se ven afectadas en diferentes situaciones de su vida: en el empleo, la educación, la actividad física, la interacción social, las relaciones personales y el bienestar emocional.

El objetivo de Almirall es proporcionarles soluciones de valor añadido para sus enfermedades; esto es lo que impulsa nuestro compromiso de una búsqueda de soluciones terapéuticas innovadoras que realmente marquen la diferencia.

 

Rinitis alérgica.

 

Las alergias respiratorias están aumentando en todo el mundo. Aproximadamente un 20 % de la población europea padece rinitis alérgica (del 15 % al 20 % padece una variante grave de la enfermedad [+ info]), mientras que el asma se calcula que afecta a un 5 %-12 % de la población europea [+ info]. Son la principal causa de pérdida de días laborales [+ info] y pueden incluso afectar al rendimiento académico [+ info]. A pesar de su importante impacto social y personal, las alergias respiratorias se ignoran y subestiman, y muchas personas ni siquiera saben que son verdaderas enfermedades.

 
 

¿Qué es la rinitis alérgica?

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) describe la rinitis alérgica, o fiebre del heno, como aquella que se produce al respirar algo a lo que se es alérgico y provoca que el interior de la nariz se hinche e inflame.

La sinusitis es una inflamación del revestimiento interno de los senos nasales, y puede ser aguda o crónica. Cuando los senos nasales se bloquean y se llenan de líquido, los gérmenes pueden desarrollarse y causar síntomas como cefaleas y secreciones nasales amarillentas. El bloqueo de los senos nasales puede provocarlo el resfriado común, la fiebre del heno o pólipos nasales (pequeños bultos dentro de la nariz).

La rinitis alérgica y la sinusitis están relacionadas porque la rinitis alérgica bloquea la nariz y a su vez los senos nasales.

 
 

Causas. [+ info]

 

Los alérgenos provocan la aparición de la rinitis alérgica, y se encuentran en interiores y al aire libre. Cuando la rinitis alérgica es provocada por alérgenos que se encuentran al aire libre como el moho, los árboles, el polen del césped o hierba, se denomina normalmente como alergias estacionales o "fiebre del heno". La rinitis alérgica también puede aparecer a causa de alérgenos del hogar, como caspa de animales, moho o ácaros del polvo. La clasificación actual de la rinitis alérgica tiene en cuenta la intensidad de los síntomas y el impacto en la calidad de vida. Según estas características, puede ser leve, moderada o grave.

  Caspa de gatos

  Polen

  Ácaros del polvo

Ojos hinchados, enrojecidos y con picor.
Estornudos, secreción nasal
Picor de garganta.
 
 

¿Quién tiene riesgo de padecerla?  [+ info]

 

Algunas personas tienen más probabilidades de desarrollar anticuerpos IgE a los alérgenos por causas hereditarias. En esos casos se dice que la persona es "atópica" o sufre "atopía". Las personas atópicas tienen más probabilidades de desarrollar alergias porque su cuerpo produce más anticuerpos IgE de lo normal.

Los factores medioambientales también juegan un papel en los trastornos alérgicos. Se desconoce el papel exacto del entorno, pero existen estudios que han demostrado que hay varios factores que parecen incrementar las probabilidades de que un niño desarrolle atopía, como:

  • crecer en un hogar con fumadores;
  • tomar antibióticos sin ser necesario;
  • cierto nivel de exposición a los ácaros del polvo*;
  • cierto nivel de exposición a mascotas*.

* Si bien la exposición puede producir el desarrollo de tolerancia a los ácaros del polvo y a los alérgenos de los animales entre los niños.

Los niños tienen más probabilidades de desarrollar atopía que las niñas, así también los bebés con bajo peso al nacer. Aunque no están muy claras las razones para ello.

 
 

Resumen de alergias respiratorias.

Rinitis alérgica.

Una afección inflamatoria común y molesta que afecta a las vías respiratorias superiores y a las membranas de la nariz y ojos, produciendo una reacción alérgica a un alérgeno. A menudo se ve acompañada de conjuntivitis.En este caso, se conoce como rinoconjuntivitis alérgica. A menudo esta afección se asocia con el asma.

Síntomas

Congestión nasal o rinorrea, estornudos, picor de ojos y lagrimeo y párpados inflamados. Los síntomas pueden ser por temporada (alergia al polen) o durante todo el año.

Asma alérgico.

Una forma de asma producida por la exposición de la mucosa bronquial a un alérgeno inhalado transportado por el aire.El asma es una enfermedad muy común y que potencialmente puede poner en riesgo la vida, en la que las vías respiratorias se inflaman y hinchan. Esta inflamación también produce un aumento en la respuesta de las vías respiratorias a una serie de estímulos.

Síntomas

Falta de aliento, opresión en el pecho, tos o broncoespasmos, sibilancias. Por lo general, estos síntomas están asociados con una amplia, pero variable, limitación del flujo de aire que es al menos parcialmente reversible con medicación.

La prevalencia de las alergias (no solo respiratoria) en el país encuestado.

Rinitis alérgica: clasificación ARIA.

Tradicionalmente, la rinitis alérgica se dividía en estacional y permanente, sin embargo, algunos alérge-nos están presentes durante todo el año (por ejemplo, la Parietaria en los países mediterráneos, las mas-cotas o los ácaros). Para tratar este problema, las directrices sobre Rinitis alérgica y su efecto en el asma (ARIA, Allergic Rhinitis and its Impact on Asthma), las primeras basadas en pruebas sobre la rinitis alérgi-ca, propusieron una nueva clasificación que se llamó "rinitis intermitente" y "rinitis persistente", que se subdivide en enfermedad leve y moderada-grave basándose en la gravedad de los síntomas y los resul-tados de calidad de vida 8. Esta clasificación es útil para la implementación del tratamiento 15. Sin embar-go, no hay ninguna medida aceptada globalmente sobre los objetivos de tratamiento/control de la rinitis alérgica, tal como las hay para el asma.

Persistentes.

> 4 días a la semana > 4 semanas


Leve.

Todo lo siguiente
- Sueño normal
- No afectaa las actividades diarias, deporte, ocio
- No afectaal trabajo ni la escuela
- Síntomas presentes pero no preocupantes

Moderado-grave.

Uno o más elementos
- Alteración del sueño
- Afectaa las actividades diarias, deporte, ocio
- Afecta en la escuela o trabajo
- Síntomas problemáticos
 

Intermitentes.

4 días a la semana < 4 semanas consecutivas

 

¿Quién diagnostica
las alergias respiratorias?

El diagnóstico preciso y temprano debería hacerlo un médico, a fin de que puedan controlarse las alergias y evitar exacerbaciones. Las alergias respiratorias se basan en el historial clínico, el examen físico y preguntas específicas. La rinitis alérgica se clasifica como leve, moderada o grave dependiendo de la intensidad de los síntomas y del impacto en la calidad de vida.

En función de la gravedad, tu médico puede hacerte pruebas de punción cutánea y análisis de sangre para medir el IgE específico. Estas pruebas revelan qué alérgenos son las causas más importantes de tus síntomas. Tu médico podrá decidir posteriormente cuál es el tratamiento adecuado, al tiempo que deberías evitar la exposición a dichos alérgenos.

Tratamientos.

Es importante identificar los alergógenos que te afectan y evitarlos. No obstante, existen tratamientos médicos disponibles que el médico puede recetarte para tu caso concreto:

  • Antihistamínico nasal
  • Antihistamínico oral
  • Corticosteroides tópicos nasales
  • Descongestivos nasales (sólo en determinadas situaciones)
  • Corticosteroides orales (sólo en determinadas situaciones)
  • Tratamiento quirúrgico
  • Inmunoterapia

Algunos de los tratamientos anteriores pueden ser productos que se venden sin receta en tu país. Antes de comprar un medicamento, consulta a tu farmacéutico.